"El que mira cap a fora, somnia,el que mira endins, desperta."

"El que negues, et sotmet, el que acceptes, et transforma." Jung


El moment és ARA. Em reconnecto. Jo sóc poder aquí i ara. Jo sóc amor en acció


Mis pasos en el camino - Les meves passes en el camí

14.11.12

Inelia Benz. Los miedos y la ascensión



Apuntes del Congreso "Más Allá del 2012".
Gracias a Koldo que continúa redactándolos y compartiendo con aquellos que no han podido asistir e incluso para los que hemos estado presente y nos ayuda a recordar y revivir los mensajes.

Poco a poco vamos ordenando y puliendo los apuntes tomados en el magnífico “Congreso de Más Allá del 2012”, celebrado el pasado Octubre en Madrid, organizado por la editorial Isthar Lunasol. 
Os comparto un resumen de la intervención de Inelia Benz (www.ascension101.com). Estos resúmenes,  son apuntes personales y como tal hay que tomarlos. No pretenden ser una trascripción literal y precisa de la intervención de los ponentes. Son compartidos con la mejor intención de aventar sus emancipadoras semillas: 

“Con una intención podemos cambiar el mundo. Si tras esa intención nos sumamos miles de personas, su fuerza devendrá inconmensurable. Al subir la vibración de una persona, su conciencia se expande. El poder ya no es preciso entregarlo a otra persona. Al no entregar ese poder, nos reservamos el nuestro propio. 
Así ganamos confianza en lo que día a día, sin cesar, vamos recibiendo.

Entre otras cosas, un nuevo sistema operativo interno nos está llegando. Este sistema operativo nos da la oportunidad de reciclar nuestros miedos ancestrales. Ese sistema operativo viene de la Fuente. Podemos pedir y trabajar para que ese sistema baje y se integre con la humanidad. España constituye un nodo, a ella llegan muchas líneas de información. La realización del cambio genera un aumento de vibración.
Podemos acoger a las otras personas para que existan y vibren en nuestro cuerpo energético. Así reforzamos la unidad. 

Nunca nos hemos desconectado de la Fuente, ni de nuestra dimensión superior. Hemos venido a subir el tono vibracional del planeta. Podemos ya experimentar y compartir a través de este nuevo sistema operativo. 
Sólo existiendo y colaborando con el planeta, podemos elevar esa vibración. Somos parte de una conciencia colectiva que estamos elevando, por muy difícil que nos pueda resultar a menudo, vivir en esta dimensión.
En nuestros días, hay un bombardeo de energías negativas, pero no conviene olvidar que fuimos nosotros quienes decidimos tener una experiencia en esta dimensión, en esta materia. 

Se abrieron las puertas a seres que se movían en la oscuridad. Sin embargo tras la rabia y la furia que eventualmente podamos manifestar, sólo está el miedo. Esos miedos son amplificados por los medios de comunicación. 
Si miramos de frente ese miedo y lo procesamos, no nos puede afectar. Reparemos por lo tanto en que tenemos la opción de usar este nuevo sistema operativo de Luz y de Amor. Si respondemos desde un nivel superior a las agresiones, entonces cambiamos las cosas.
‘Las piedras y los palos pueden romper los huesos, pero las palabras no me hacen daño...’ Eres un ser eterno, puedes transformar hoy mismo tu realidad. Por muchos años nuestra forma de responder ha sido la lucha. 

En el nuevo paradigma no hay espacio para la lucha y la confrontación. Se nos brinda la oportunidad de observar a que se deben esas reacciones negativas. En vez de enviar la misma energía a la persona que nos ataca, que nos ha generado esa agresión, nosotros podemos procesar ese hecho. Nos podemos hacer responsables del momento. Hemos de mirar las palabras y observar de que energía las inyectamos. Realmente podemos encarnar el nuevo humano sobre la tierra.”

Inelia de sí misma: “He investigado y desarrollado herramientas y prácticas para conseguir que la gente eleve su conciencia y su vibración en el planeta. He investigado y realizado prácticas religiosas, la Magia, el Misticismo...
Vine sabiendo lo que tenía que hacer, pero no sabía cómo hacerlo. Ni siquiera conocía el vocabulario para expresar lo que teníamos que hacer aquí. Solo sabía que el mundo, y los seres humanos, tenemos que vibrar más alto y ser más felices. En el viaje no han faltado los errores, las derrotas, los peligros y los daños, pero ha merecido la pena.” 

Koldo.
Semillas Solares.