"El que mira cap a fora, somnia,el que mira endins, desperta."

"El que negues, et sotmet, el que acceptes, et transforma." Jung


El moment és ARA. Em reconnecto. Jo sóc poder aquí i ara. Jo sóc amor en acció


Mis pasos en el camino - Les meves passes en el camí

21.11.12

No huir del sufrimiento, para sanarlo y transformarlo en paz, compasión y amor



Canción al nombre de Avalokitesvara
Siento que el momento presente rebosa de Bendición y Dicha. Estamos
en un Tiempo de Evolución: el Cielo está anclando en la Tierra y tenemos la
bella oportunidad y el privilegio de vivir este fantástico Aquí y Ahora en
Alegría y Gozo.
Pero esto no quiere decir que no sea plenamente consciente de la
existencia y el enorme calado del sufrimiento. Todo lo contrario: lo percibo con
claridad y crudeza porque la Metamorfosis interior que estamos experienciando
pasa inexorablemente por no huir del sufrimiento y percatarse de su presencia
en una triple dimensión: el sufrimiento que hay en mí; el que hay en la gente de
mi alrededor; y el sufrimiento del mundo. Y sólo con este reconocimiento y esta
toma de contacto directa e intima con el sufrimiento, en su triple presencia, se
puede sanar y transformar el mismo, en Paz, Compasión y Amor.
¿Cómo hacer esto?. Hay un precioso vídeo que contiene una potente
práctica al respecto, por más que su duración sea corta (sólo 23 minutos). Se
trata de la Canción al nombre de Avalokitesvara, que se inicia en el minuto 8 del
vídeo que podéis ver en You Tube (en su ventana de búsqueda, introducir:
“Thich Nhat Hanh.2011.Avalokitesvara.SubEsp.flv”) o en este enlace:
http://www.youtube.com/watch?v=vdHFElyjOAc&feature=youtube_gdata_p
layer
Palabras de Thich Nhat Hanh
Antes de comenzar la canción, Thich Nhat Hanh, maestro Zen y monje
budista vietnamita residente en Plum Village -comunidad localizada cerca de la
ciudad francesa de Burdeos- toma la palabra y expresa lo siguiente:
“Los monjes y monjas de la comunidad de Plum Village cantan el nombre de
Avalokitesvara, el Bodhisattva del profundo escuchar Kuan-yin. Esta no es exactamente
una oración, es una práctica de meditación.
Avalokitesvara es una persona que tiene la capacidad de escuchar a su propio
sufrimiento interior. Por esa práctica, pudo entender la naturaleza, las raíces del
sufrimiento dentro él; y por ese entendimiento, la compasión surgió y logró la sanación
y la transformación. Después de eso, fue capaz de mirar a la gente de alrededor y
reconocer el sufrimiento en cada uno; y fue capaz de entender muy rápidamente el
sufrimiento dentro de cada persona y practicó el escuchar el sufrimiento de estas
personas, ayudándolos a sufrir menos y transformarse.
300
Así que los monjes y monjas cantan el nombre de Avalokitesvara y, mientras lo
hacen, tratan de tocar el sufrimiento dentro de ellos, porque dentro de todos nosotros
hay sufrimiento. Y el sufrimiento dentro de nosotros también refleja el sufrimiento del
mundo.
Muchos de nosotros no queremos regresar a casa con nosotros mismos y tomar
contacto con el sufrimiento que hay dentro de nosotros. Tenemos miedo a ser
sobrepasados por el dolor, la pena, la desesperación y el enojo en nuestro interior.
Siempre tratamos de huir del sufrimiento por el camino del consumo: consumimos
televisión, revistas, música, comida,… con la esperanza de poder tapar el sufrimiento
interior. Pero eso no ayuda mucho, porque el sufrimiento está ahí y continúa creciendo y
siempre trata de manifestarse, especialmente durante la noche.
Entonces, la práctica recomendada por el Buda es no huir del sufrimiento. En
vez de eso, cada uno tiene que volver a casa con uno mismo y tomar contacto con el
sufrimiento, tratar de sostenerlo amorosamente y escuchar muy atenta y hondamente
para poder entenderlo. Comprender el sufrimiento les mostrará el camino de la
transformación y sanación.
La Primera Noble Verdad es el estado de sufrimiento del ser. Si miran
profundamente dentro de ella, verán las otras tres verdades, incluyendo la Verdad del
Sendero, lo que llevará al cese y transformación del sufrimiento. Mas si tratamos de
huir de la PrimeraNoble Verdad, no hay manera de que podamos ver la Verdad del
Sendero y nadie nos va a poder guiar en la transformación y la sanación
En la canción, cuando los monjes y monjas cantan por primera vez el nombre de
Avalokitesvara, se adentran en su interior y tocan el sufrimiento que ahí hay. Cuando
cantan el nombre por segunda vez, reconocen el sufrimiento de aquellos que están a su
alrededor. Cuando lo cantan por tercera vez, perciben el sufrimiento en el mundo. Y
cantando así, con Atención Correcta, ellos generan juntos la energía de la
AtenciónCorrecta, concentración y compasión.
La energía de la Atención Correcta para tomar contacto con el sufrimiento puede
ayudar a surgir la energía de la compasión. La compasión es un tipo de energía que
puede ser sanadora y transformadora. Y si sabemos cómo permitir que la energía
colectiva de la Atención Correcta y la Paz penetre en nuestro cuerpo, sufriremos menos,
podremos liberar la tensión y el dolor en el cuerpo y también liberar la tensión y el
sufrimiento en nuestro corazón.
Hay tensión y dolor en nuestro cuerpo. Si sabemos como seguir nuestra
inhalación y exhalación y permitimos a nosotros mismos estar totalmente en el Aquí y
Ahora y relajarnos, la energía colectiva de la Atención Correcta y la Paz generada por el
canto será capaz de penetrar en nuestro cuerpo y ayudar a liberar la tensión y reducir el
dolor y sentirán mejor después de unos pocos minutos de escucharlo. Y si tenemos algún
dolor, pena o desesperación en nuestro corazón, quizás queramos abrir nuestro corazón
para que la energía colectiva de la Sangha pueda penetrar y ayude a sanar el bloqueo del
dolor y la pena en nosotros, él es mi dolor, él es mi desesperación. Por favor, que la
Sangha ayude a reconocer y sane en mí. Si sabemos cómo abrirnos y permitir a la
301
energía colectiva de la Atención Correcta y a la Paz y la Compasión que abracen nuestro
dolor y pena, sufriremos menos después de unos pocos minutos de escuchar la canción.
Esta es una práctica, no una oración. Si tenemos alguien en la familia que está
enfermo, que sufre ahora, podemos enviar esta energía colectiva a él o ella sólo
pronunciando su nombre silenciosamente o pensando en esa persona. Y esta energía
pura de Paz y Compasión será dirigida a él o ella y enseguida, en su casa o dónde esté,
se sentirá mejor.
Permitámonos unirnos en la práctica, permitámonos estar relajados y
permitámonos que la energía colectiva de la Sangha penetre en nuestro cuerpo, nuestra
mente y nuestro corazón”

Del libro de Emilio Carrillo AMOR, VIDA Y CONSCIENCIA, puedes bajartelo en
http://www30.zippyshare.com/v/57628566/file.html